Existe la equidad de Género ?

Previous
EquidadGenero

La lucha de las mujeres por ejercer sus derechos de votación y decisión empezó en el mundo hace varios siglos. En México sus primeras manifestaciones importantes se dan durante los años 1884 y 1887, cuando por primera vez en una publicación de la revista femenina Violetas del Anáhuac, escrita solamente por mujeres, demandó el sufragio femenino.

Hoy tenemos derecho a votar y ser votadas, único derecho que se ejerce. Pero las oportunidades de esos derechos… hasta la fecha se quedaron en la tinta y el papel… Vemos cómo cada día las mujeres vamos abriendo brechas, en el duro camino de la equidad de género… Pero, ¿Por qué no se hace justicia con las mujeres? Tal vez porque se desconoce el verdadero concepto de lo que es equidad y género. Hoy en día es la moda, la bandera que hondean todos los partidos, todos los gobernantes y todas las empresas.

Pero si preguntáramos a cada uno de ellos, qué significa equidad y género, apuesto que de 10 sólo 3 sabrían el concepto, entonces, si no saben su significado jamás podrán aplicarlo y mucho menos harán justicia de ello. Bueno pues aquí tenemos el significado para poder seguir entendiendo el tema (del glosario de género INMUJERES)

EQUIDAD

La equidad es un principio de justicia emparentado con la idea de igualdad sustantiva y el reconocimiento de las diferencias sociales. La equidad incluye el respeto y garantía de los derechos humanos y la igualdad de oportunidades.

GÉNERO

Es un conjunto de ideas, creencias y atribuciones sociales construidas en cada cultura y momento histórico. El género es una categoría utilizada para analizar, cómo se definen, representan y simbolizan las diferencias sexuales en una determinada sociedad. Alude a las formas históricas y socioculturales en que mujeres y hombres construyen su identidad, interactúan y organizan su participación en la sociedad. Estas formas varían de una cultura a otra y se transforman a través del tiempo

EQUIDAD DE GÉNERO

Es un conjunto de acciones legales, educativas, sociales, políticas, económicas e ideológicas, que promueven la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito laboral, social y político. Que no se limitan a una dimensión de oportunidades de acceso al bienestar material, sino que suponen cambios en la configuración socio-cultural de las relaciones del poder. Cambios profundos en la sociedad, la cultura y el poder para eliminar la discriminación y la opresión en razón del sexo.

Ahora que ya sabemos el significado de esta palabra tan de moda, como dije anteriormente, invito a todos los que lean estas líneas a que pongan en práctica el concepto con honestidad, con ética y con justicia. Muchos dirán: “¿Qué quieren las mujeres? Tienen puestos importantes, han escalado como nunca, se ven en el ámbito político, social, laboral y empresarial”. Cierto, pero ¿Hasta dónde esas Mujeres políticas, empresarias y ejecutivas son libres de tomar decisiones propias y hasta dónde son autónomas verdaderamente? ¿Dónde está entonces la justicia e igualdad de oportunidades? ¿Dónde está el empoderamiento y la participación en la toma de decisiones? Las vemos allí, sonriendo, actuando, pero sin la oportunidad de demostrar su capacidad, su tenacidad, su inteligencia, no son mujeres plenas… son mujeres a medias… porque no las dejan decidir, actuar y desarrollarse plenamente. Están esperando órdenes aún en su pedestal de mando “sin mando”. Cuando compartimos los ámbitos políticos, empresariales y laborales vemos cómo cada una en su ámbito no es autónoma, esperan la señal, la orden. Sobre eso debemos analizar las mujeres, por qué permitimos que nos manejen hasta en esos niveles. Muchas veces hay mujeres que me han dicho: “¿Qué quieres que haga? Es mi jefe, yo no puedo tomar la decisión sola, él me dice el cómo se deben hacer las cosas y cuándo”. Entonces la tarea es avanzar, derrumbar barreras, desterrar mitos, ganar batallas, ondear la bandera de EQUIDAD Y GENERO”

Hay una distancia entre hombres y mujeres, con respecto a oportunidades laborales, económicas, sociales, culturales y políticas; una desigualdad que se vive diariamente. Tal vez se piense que sólo se da en la política, en lo laboral o lo social. No. Se da también en el ámbito empresarial, donde las mujeres se ven segregadas en su desarrollo profesional-empresarial por el sólo hecho de ser mujeres. No se les reconoce la capacidad  organizacional y empresarial visionaria de mujer. Sobre todo, las instituciones de crédito no son justas en el acceso para las mujeres. Las inequidades estructurales y las relaciones desiguales de poder hacen que las mujeres y los hombres no gocen de los mismos derechos socioeconómicos y políticos. El empoderamiento en las mujeres es necesario, ya que permite que las mujeres se transformen en agentes activos de sus deseos, necesidades y sus intereses. Pero es necesario que se garantice el acceso a las mujeres a la toma de decisiones. Se les da el VOTO, la confianza y la libertad por la que tanto han luchado a través del tiempo y de la historia. ¿Podríamos pensar que la desigualdad en la toma de decisiones es una de las causas estructurales de la inestabilidad política y social que generan la pobreza?

Si se combaten las injusticias de género contribuiríamos a instaurar mayor justicia social y un desarrollo sostenible. Tendríamos más mujeres y hombres plenos y desarrollados. Recordemos que una sociedad justa es cuando se da equidad, se respeta el género y la igualdad de las mujeres dentro del ámbito político, social y laboral, así como cultural. Una mujer plena es aquella que se siente respaldada por el gobierno y la sociedad, pero sobre todo, cuando el gobierno y la sociedad comprenden la importancia de respetar a las mujeres y reconocer su igualdad de derechos y oportunidades dentro de los ámbitos donde se desarrolla, pero más importante es aquel gobierno que respeta esos derechos y los hace valer. Abriendo oportunidades a todas las mujeres sin importar, su credo, color o raza.


Por Vicky Medorio.

© Mendelsson 47, fracc. Indeco Animas, Jalapa, Ver.  Directora C.P. Rosalba Aburto López - México Renace A.C.